Premio nobel de medicina: 3 científicos ganan por el descubrimiento del virus de la hepatitis C

0
26

2 importantes médicos estadounidenses y 1 británico han ganado este lunes el premio nobel por descubrir el virus de la hepatitis C; los reconocidos científicos han sido Harvey Alter y Charles M. Rice y Michael Houghton. Estos 3 fueron galardonados como ‘’ Premio Nobel de Fisiología o Medicina por el descubrimiento del virus de la hepatitis C’’.

Es fundamental destacar, que la búsqueda de ese virus era una de las más importantes globalmente, gracias a dicho descubrimiento los médicos han podido ser admitidos en uno de los clubes con más prestigio en todo el mundo.

En medio de una pandemia generalizada por el Coronavirus, los de la asamblea nobel felicitaron al equipo por su gran trabajo, el cual llevo a descubrir un nuevo virus que se encontraba directamente relacionado con la hepatitis.

Asimismo, mencionaron que este trio ha trabajado de forma muy efectiva, ya que, la enfermedad empeora la condición de pacientes con cirrosis y cáncer de hígado, por ende, ya se podrán tratar atacando al virus de la hepatitis C.

Mundialmente, se estima que 71 millones de personas tienen una infección crónica por el virus de la hepatitis C, según la Organización Mundial de la Salud.

Detectar rápidamente en muestras de sangre la hepatitis

El descubrimiento del virus, ha permitido que se puedan desarrollar varios Test rápidos en los cuales se pueda observar la presencia de hepatitis A, B o C y así tratarla a tiempo para que no haya contagios.

Por primera vez en la historia, se han podido desarrollar algunos fármacos antivirales en Suecia, los cuales permiten que las personas se curen rápidamente.

Los médicos han destacado que los 3 virus de hepatitis son totalmente diferentes, expresaron que la hepatitis A se transmite por el agua o la comida, luego de que la enfermedad pasa, queda la persona inmunizada totalmente.

En la hepatitis B, se transmite por sangre y fluidos corporales, habitualmente, es mucho más grave que la anterior, debido a que puede generar cirrosis o cáncer de hígado luego de pocos días.

Para el año 1960 los médicos lograron encontrar la forma de controlar la hepatitis A y B, pero faltaba la C. tras varios estudios, hemos visto que la hepatitis C se transmite por sangre o fluidos corporales contaminados, causando una condición grave hepática.

El reconocimiento nobel, se ha hecho este lunes ante una audiencia muy reducida, esto con el fin de evitar la propagación del COVID-19.

¡Por primera vez en la historia la enfermedad se puede curar!

El comité del nobel, en un comunicado ha expresado que la enfermedad ya se puede curar, hasta el momento se estima que 71 millones de personas tengan hepatitis C Crónica.

Si los medicamentos contra el virus funcionan, tendría un coste muy elevado en el país; esto generaría un tratamiento limitado a pacientes de bajo recursos.

Pese a la cantidad de medicamentos que hay, ninguno es tan accesible. La importancia de controlarlo con fármacos es para evitar la propagación, la cual se realiza mediante la actividad sexual o intercambio de estupefacientes.

Hasta el momento, la hepatitis ha causado más muertes incluso que el coronavirus, posiblemente en los próximos meses surjan medicamentos un poco más económicos, ya que, los científicos han podido aislar en una muestra el virus.

Esto permite desarrollar fármacos que ataquen la bacteria. Gracias al estudio hecho por estos 3 científicos se podrán salvar muchas vidas mundialmente.

Virus de la hepatitis

La hepatitis es una enfermedad que causa inflamación en el hígado, hasta el momento los científicos han podido detectar solo 5 tipos de hepatitis (A, B, C, D, E). sin embargo, solo las 3 primeras son las más graves, habitualmente, el síntoma más evidente de la enfermedad es la coloración de la piel amarillenta y ojos rojos.

Gracias a los médicos Harvey Alter y Charles M. Rice y Michael Houghton ya se podrá controlar la enfermedad. El reconocimiento se ha realizado en la asamblea nobel del instituto karolinska de Estocolmo.

En concreto, los estudios metódicos de la hepatitis asociada a transfusiones realizados por Harvey J. Alter demostraron que un virus desconocido era una causa común de hepatitis crónica; mientras que Michael Houghton utilizó una estrategia no probada para aislar el genoma del nuevo virus que se denominó virus de la hepatitis C; y Charles M. Rice, proporcionó la evidencia final que muestra que el virus de la hepatitis C por sí solo podría causar hepatitis.

Antes de este trabajo realizado, la investigación sobre la hepatitis A y B había sido un avance muy importante.